A dormir sin roncar para de verdad descansar.

El ronquido es un problema que afecta de manera ocasional a cerca de un 45% de las personas adultas (roncadores/as eventuales) y –se estima- un 25% son roncadores habituales. Se ha encontrado que es más frecuente en el sexo masculino y en aquellas personas que tienen sobrepeso.

 ¿Qué produce los ronquidos? El sonido del ronquido se genera cuando existe una obstrucción al paso de aire a través de la parte posterior de la boca y nariz; como bien sabes, en ésta zona coinciden la lengua con el paladar blando y la úvula o campanilla y cuando estas estructuras chocan las unas con las otras se produce una vibración durante la respiración generándose el típico ruido del ronquido. Los ronquidos, podemos concluir, son ese molesto ruido que provocamos cuando dormimos, pero más allá de eso, son producto de un trastorno respiratorio que además causa otros síntomas y problemas.

Los especialistas y expertos, a través de ciertas investigaciones y estudios, han encontrado que las principales causas de los ronquidos son: exceso de peso u obesidad, tendencia a dormir boca arriba, ingesta abundante de alimentos durante la cena y el consumo excesivo de alcohol y café antes de dormir, también el tabaquismo especialmente en aquellos que acostumbran fumar antes de irse a dormir.

Considerando la cantidad de personas que se ven afectadas por este padecimiento, nos dimos a la tarea de buscar algunos consejos que básicos que pueden ayudarte a controlar e incluso eliminar tan molesto padecimiento:

  • Se recomienda evitar las bebidas alcohólicas y los tranquilizantes: pueden deprimir el sistema nervioso central y relajar los músculos del diafragma y la mandíbula lo que aumenta las probabilidades que la personas ronquen.
  • Procura mantener un peso adecuado:  Cuando existe sobrepeso puede que se dificulte la respiración ya que ese peso de más presiona las vías respiratorias causando que los tejidos suaves se friccionen y origen el característico ruido.
  • En caso de sufrir de alergias: puede que, al dormir, abras la boca causando así los ronquidos.  Te recomendamos entonces consultes a tu médico/a de confianza, puede recetarte un descongestionante o un antihistamínico. Dicen los especialistas que usar un humidificador en el cuarto es también una buena alternativa.
  • Posición al dormir: en lo posible a la hora de descansar lo mejor será acostarse y dormir de costado, de esta manera se evita la obstrucción de las vías respiratorias, se facilita un mejor descanso y se evitan o disminuyen los ronquidos.
  • Alimentación: procura evitar comidas copiosas por lo menos tres horas antes de irte a la cama.
  • Inclinación de la cama: los médicos/as especialistas recomiendan subir la cabecera de la cama 10 centímetros, es decir, darle cierto ángulo de inclinación a la cama para que nuestra cabeza quede más alta que los pies.

Recuerda, la información, la prevención, el actuar al respecto y la consulta regular con el médico/a de tu confianza son las bases de una vida sana y llena de bienestar.

Fuente:                remediospopulares.com                        elmundo.es                        saluddiaria.com                 tuotromedico.com        arrakis.es

Los comentarios están cerrados.